Prevén los brujos el futuro y son médiums

Nadie puede prever sistemáticamente el futuro. Existen muchos ejemplos bien documentados de precognición, pero parecen haberse producido al azar. Sin embargo, muchos brujos, por medio de la numerología, la baraja de tarot o naipes u otras técnicas, pueden percibir la pauta que sigue la vida de una persona y, en consecuencia, deducir cuál será probablemente la pauta en el futuro, a menos que se produzcan unos cambios premeditados y considerables. A veces un brujo, o cualquier otra persona, como resultado de una meditación profunda y un sondeo intuitivo; puede experimentar una iluminación súbita. A veces el brujo verá tan vivida y claramente el aura de una persona, que su forma y su color le revelarán hacia dónde se encamina. Como los brujos son expertos en el uso a de sus intuiciones y como saben utilizar las técnicas tradicionales, tienden a percibir mejor que los demás lo o que es probable que ocurra en el futuro. Entre las técnicas utilizadas figuran la quiromancia, la geomancia, el lanzamiento de runas y el examen de la bola de cristal. Muchos brujos también utilizan el sistema chino del I Ching.

 Todos los brujos son más sensibles de lo ordinario a las «vibraciones» de lugares y personas, y su sensibilidad va en aumento a medida que prosiguen su práctica de la brujería. Sin embargo, no son necesariamente «médiums» o clarividentes, aunque algunos puedan serlo. A fin de cuentas, cualquier religión puede tener médiums entre sus fieles. 

Dicho esto, debo añadir que todo brujo está obligado a desarrollar la sensibilidad psíquica en la medida de sus posibilidades, y que todos los brujos aprenden a leer el tarot o los signos rúnicos y practican la psicometría, si bien algunos son más expertos que otros.