El Libro de Sombras

Cuando atraviese por cada paso de su entrenamiento mágico debería llevar en su Libro de Sombras un registro de sus descubrimientos, fracasos, éxitos y sensaciones a fin de poder examinarlos detenidamente más adelante. El Libro de Sombras también se conoce con otros nombres, entre ellos Libro de Luces o Libro de Luces y Sombras. Lo importante es utilizarlo y no el nombre que se le da.

Sea cual sea su nombre, es el diario mágico personal de un brujo y constituye una guía de trabajo. Ha llegado a ser una herramienta corriente en la brujería moderna, aunque su uso generalizado probablemente data sólo de finales de la Edad Media, cuando se extendió la alfabetización. En sus páginas se conservan textos de rituales, registros de hechizos y sus resultados, transcripciones de sueños y viajes astrales, criterios sobre meditaciones y otras recetas mágicas. Para el aprendiz de brujo funciona como un libro de texto personalizado y, cuando se gana más experiencia, sirve como un libro de registro que sigue atenel nombre del libro tiene dos derivaciones. Una se refiere al hecho de que en un tiempo el libro tenía que mantenerse oculto, igual que su dueño, para no ser detectado por los cazadores de brujos. Literalmente, era un libro mantenido en las sombras. Otros dicen que el nombre es una metáfora en alusión a que los hechizos y rituales que se dejan sin ejecutar son simplemente sombras de sí mismos.

Las leyendas europeas nos dicen que en un tiempo estos libros se escribían en alfabetos secretos por si llegaban a caer en manos de los cazadores de brujos. Esto es discutible teniendo en cuenta la baja tasa de alfabetización de la gente común de Europa antes de finales del siglo XVII. Sin embargo, muchos de esos atractivos alfabetos antiguos se utilizan en libros de la actualidad, aunque la mayor parte de los escritos estén registrados en el idioma original del individuo que los llevaba. Esto es sólo para facilitar su lectura.

Algunos libros son muy imaginativos y están llenos de bellas ilustraciones. Muchas tiendas esotéricas venden elegantes volúmenes en blanco encuadernados en cuero negro o madera tallada que pueden ser muy costosos. El suyo no tiene que ser un libro caro. Yo siempre he llevado el mío en una carpeta de anillas. Prefiero este método porque me permite cambiar el formato a voluntad, o añadir o suprimir páginas cuando es necesario.

No hay ninguna regla que diga que hay que llevar todo el Libro de Sombras en un solo tomo. Algunos brujos prefieren llevar la parte del diario mágico separada de los escritos rituales. Otros llevan un libro de hechizos y recetas mágicas separado del libro principal. Los atractivos libros en blanco que se venden en la mayoría de las librerías pueden convertirse en hermosas encuadernaciones rituales. Por lo general, no son caros y algunas cubiertas decorativas se atienen al gusto pagano.

La tradición ordena que un Libro de Sombras debe ser llevado, en forma manuscrita, por la persona a quien pertenece. En caso de que no se trate de otra anécdota apócrifa, ésta podría haber sido una precaución adoptada durante los años de persecuciones de brujos, en los que nadie quería correr el riesgo de que un libro semejante que llevara estampada su caligrafía condenatoria cayese en manos equivocadas. A cada estudiante del Arte se le exigía que registrase las notas, recetas, etc., con su propia escritura. De esa manera, si el libro era confiscado, sólo ese brujo estaría en peligro. Sé de al menos una actual maestra del Arte que todavía hace que sus discípulos empiecen copiando su Libro de Sombras completo, palabra por palabra, con su propia mano.

Sin la preocupación de una Inquisición clerical pendiendo sobre sus cabezas, el mantenimiento de esta vieja costumbre sigue teniendo sus ventajas. El hecho de copiar las palabras uno mismo asegura siempre que calen a fondo y permite sopesarlas mientras se las escribe. Pero los tiempos cambian y creo que es muy aceptable escribir a máquina el Libro de Sombras. Lo importante es que haga usted mismo el registro de toda la información, a mano o a máquina, a fin de que cada palabra tenga significado cuando la escriba. Esto quiere decir que no debe trasvasar la base de datos de otra persona, ni fotocopiar las páginas del libro de otro o las fuentes publicadas, procediendo después a encuadernarlas. Lo mejor será que tome nota de los puntos principales de lo que encuentra interesante en los escritos de otros y luego anote en el margen sus propias observaciones y comentarios.

Cuando practique el desarrollo de sus propias habilidades mágicas, registre cada esfuerzo en su libro junto con la hora, el día, la fecha, y el signo y la fase de la luna. Estos datos le ayudarán a detectar cuál es su mejor momento psíquica y mágicamente, y le resultarán muy útiles para su trabajo futuro. Quizá quiera registrar también otra información pertinente como la temperatura, las condiciones climatológicas, la localización y otros datos astrológicos. Esta información puede obtenerse de una variedad de libros de consulta que es fácil encontrar en la mayoría de librerías y bibliotecas. También debería tomar nota de sus sentimientos antes, durante y después de los ejercicios mágicos. Si contrae ahora el hábito de registrar sus esfuerzos mágicos, le resultará más fácil hacerlo en el futuro y su Libro de Sombras se convertirá en una herramienta indispensable.