Evocan los brujos a los espíritus

En este punto llegamos a la diferencia entre brujería y magia ritual, entre la tradición brujeril y la tradición de lo oculto. El experto en ocultismo trabaja dentro de un circulo, como los brujos, pero tiene la intención de evocar a los espíritus, los cuales se le aparece-

rán fuera del círculo. La finalidad del círculo esíprirtou ltectora, pues el ocul-tista se propone dominar y dar órdenes a los espíritus a los que ha evoca-do. No se sabe con certeza si son, en efecto, espíritus externos al mago, alucinaciones controladas que tienen su origen en el inconsciente del mago o, tal vez, un poco de ambas cosas. El brujo o bruja, solo o en gru-po, también trabaja dentro de un círculo, pero no evoca a los espíritus. Lo que hace es invocar a la diosa, el dios, los antiguos poderes, solicitando su presencia dentro del círculo, de manera que el poder y la voluntad de la diosa puedan convertirse en el poder de la bruja que lleva a cabo actos y rituales mágicos. La diferencia básica puede establecerse sencillamen-te: el mago usa el círculo como una defensa contra los poderes espiritua-les, mientras que el brujo lo usa para recibir a los poderes espirituales y unirse a ellos. El mago evoca a los poderes, el brujo los invoca. 

Existen también otras diferencias. Muy a menudo el ritual ocultista mágico contiene encantamientos que incluyen los nombres de los lla-mados ángeles y demonios que encontramos en las tradiciones judaica y cristiana, y se utilizan los nombres de los dioses masculinos del judaís-mo, el cristianismo y el Islam. Es evidente que el mago no actúa en ab-soluto de acuerdo con la religión primitiva. 

Dicho esto, debo añadir que muchos brujos utilizan algunas de las técnicas y sistemas simbólicos que originalmente pertenecieron a la es-fera de la magia. Usan el sistema simbólico y místico de la cábala, que deriva de un libro judío, el Zohar, y practican las técnicas del notarikon y la gemetría, así como el sistema de numerología que también deriva del misticismo hebraico. Aunque el monoteísmo autoritario del judaísmo y sus códigos de comportamiento son inaceptables para los seguidores de la religión primitiva, ciertas partes de la cábala, aunque no toda ella, en-cajan perfectamente en las creencias y prácticas tradicionales de la bru-jería. 

Los brujos son pragmáticos. Si las técnicas procedentes de otras tradiciones se revelan eficaces y no son contrarias a las creencias bruje-riles, nada se opone a su uso. Así pues, muchos rituales de la brujería Contienen elementos que los historiadores identifican con los tantras in-dio y tibetano, el sufismo, el chamanismo norteamericano, etcétera. Un descubrimiento técnico es valioso, sea quien fuere su descubridor. No obstante, debo recalcar que el brujo utiliza las técnicas al servicio e la religión primitiva, de la misma manera, por ejemplo, que un médico cris-tiano podría utilizar remedios descubiertos por chamanes indios, los cua-les los usaban al servicio de su religión.